Calamar Colosal

Calamar Colosal

Calamar Colosal

Autor de la ilustración: Rcidte

Mesonychoteuthis hamiltoni

Si creías que el calamar gigante era enorme, pues el Mesonychoteuthis hamiltoni bien le hace crédito a su nombre común, pues se trata de la especie más colosal de calamar que se haya conocido.

Es llamado también cranquiluria antártica y su descubrimiento es muy reciente, pues fue apenas en 1925 al analizar el estómago de un cachalote. Los investigadores se percataron que los restos eran de un animal más grande que el calamar gigante y a partir de ahí comenzaron las nuevas exploraciones.

Descripción

Es una criatura marina de una longitud y grosor impresionante. Los pocos ejemplares que se han podido estudiar han alcanzado un largo de 12 a 14 m y un peso promedio de 750 kg. Algunos individuos inmaduros pueden medir apenas cuatro o seis metros de longitud, algo que puede confundirlos con otros tipos de especies. Al igual que otros invertebrados, se cree que las hembras son más grandes que los machos.

Posee unos ojos de 27 cm de diámetro, los más grandes en el reino animal.

Su coloración es rojiza con partes blancuzcas y su textura suave y húmeda no es algo que agrade a cualquiera. Posee un manto muy largo de poco más de 2 m pero comparado con su pariente Architeuthis (calamar gigante), sus tentáculos son más cortos. Las extremidades están equipadas con fuertes ventosas que a su vez contienen ganchos afilados para sostener firmemente a las presas.

El calamar colosal tiene un pico muy grande y unos ojos de 27 cm de diámetro, los más enormes que se hayan documentado en el reino animal.

Algunos testimonios aseguran haber visto calamares mucho más grandes que esta especie, pero científicamente no ha sido comprobado, por lo que hasta el momento se considera una especulación.

Distribución y hábitat

Son exclusivos del extremo meridional de la Tierra. Abarcando todo el largo del océano Austral, también denominado océano Antártico y parte de los océanos Índico y Pacífico. Su distribución comprende aguas de Australia, islas Sandwich del Sur, islas Malvinas, Australia, Sudáfrica, Chile y Argentina.

Información sobre el calamar colosal.

Distribución mundial del calamar colosal.

Alimentación

Se alimentan de peces mesopelágicos* como la merluza negra o bacalao austral y calamares, incluidos ejemplares de su misma especie. Realmente no se tienen muchos detalles acerca de su alimentación o técnicas de captura pero los estudios han descubierto que son depredadores por emboscadas, lo que les permite el ahorro de su energía.

Reproducción

Su método de reproducción es aún desconocido, pero se cree que los machos probablemente utilizan su pene para implantar el esperma de manera directa a la hembra. Posteriormente se formarán los pequeños y blanquecinos huevos para ser expulsados en el agua, de los cuales muy pocos alcanzarán a desarrollarse.

Descubrimientos

En el año 2007 fue descubierto un impresionante calamar en el Mar de Ross, Antártida. El  espécimen tenía un peso aproximado de 450 kg. Para diciembre de 2013, el capitán John Bennet y su tripulación capturaron inesperadamente a un calamar colosal de 350 kg.

Los pocos descubrimientos que se llevan hasta el momento, han podido responder algunas cuestiones acerca de la forma de vida del calamar colosal; sin embargo, aún falta esclarecer muchos datos sobre su evolución, reproducción, alimentación y si existe algún tipo de interacción con otras especies o con sus semejantes.

Adentrarse a su mundo no es nada fácil, y menos cuando el hombre no está muy seguro de lo que ahí pueda encontrar.

Amenazas

Su gran tamaño solo podría ser vencido por un animal de mayores dimensiones que él. El único depredador que se le conoce al calamar colosal es el cachalote (Physeter macrocephalus), cetáceo que representa a un fuerte rival.

El único depredador que se le conoce al calamar colosal es el cachalote.

En etapa de recién nacidos, son vulnerables a la depredación por varias especies marinas, ya que son muy pequeños, blandos e indefensos.

No se conocen planes de conservación porque su captura es mínima y tampoco se tiene un conocimiento certero del impacto que la contaminación y el cambio en la temperatura marina tiene sobre sus poblaciones.

*La zona mesopelágica, también conocida como “mundo nubloso”, comprende de 200 a 1,000 m de profundidad.